STEEL BEAUTY MÚNICH

Steel Beauty se presenta como una necesidad de encontrar otro sentido diferente a la fotografía que venía haciendo con fines esencialmente profesionales.

Toda la serie del año 2009, es un ejercicio de impulso e instinto hacia un lenguaje arquitectónico que me maravilla. Procurando un acercamiento al potencial narrativo de los materiales y las líneas urbanas tan imprescindible en este proyecto. Pero no de una forma aleatoria, existe la intención de búsqueda y experimentación necesaria a la hora de encontrar un sentido más en mi carrera fotográfica.


El 2009 es un año de huída profesional y punto de partida para un sentido narrativo intencionado, comprometido y honesto con uno mismo. En el 2010 decido volver a la ciudad donde comenzó todo y continuar con el trabajo, Múnich, un lugar que me ha dado los contrastes suficientes a nivel arquitectónico, cultural, económico y social como para desencadenar en mí los comienzos de una nueva etapa fotográfica.


Tras algunas piezas de transición, finalmente comienza a aparecer el individuo como protagonista en la obra, la arquitectura pasa a ser un excelente código visual que sirve de recurso y facilita la narrativa en la escena. El cambio climático, el capitalismo, la crisis, la especulación y la necesidad de esperanza como vía de lucha y salvación, son temas tratados manteniendo un posicionamiento, un compromiso con la realidad que nos rodea y porqué no reconocerlo, un alto grado autobiográfico. Eso sí, esta vez, desde otro plano paralelo a la realidad del 2009, ahora la escena que el espectador consume es mi propia reflexión sobre un contexto vivido. Abro de esta forma, mi yo más íntimo y comparto mis miedos, mis puntos de vista y mis sueños.


Paso horas sintiendo latir la ciudad, me pierdo en sus parques, en sus lugares de trabajo. Siempre paciente observando, buscando y planteando preguntas mientras sigo capturando pedacitos de realidad con la que luego componer, desde el imaginario, una opinión personal. Utilizo para ello un lenguaje visual lo suficientemente poético como para albergar multitud de narrativas bajo un mismo discurso definido.


El uso de la arquitectura ayuda a definir unos códigos visuales que se convierten en únicos , la realidad es simplemente la materia prima de esos paisajes imaginarios donde se desarrollan las escenas. Se genera así un micro – relato en cada pieza, centrado en preocupaciones que me inquietan.


MIGRATION, Múnich 2012.

STEEL BEAUTY, Múnich 2010.

STEEL BEAUTY, Múnich 2009.

Anuncio publicitario

Los comentarios están cerrados.